12 de Diciembre, 12:23 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Recupera un 15% en tres sesiones

El Ibex pierde un 17% en octubre, su tercera mayor caída en un mes en 20 años

ENRIQUE UTRERA

Los bancos llevan al selectivo por encima de los 9.000 puntos

Se acabó un terrible mes de octubre que deja una caída histórica del 17% y que hace sólo tres sesiones llegó a ser del 28%. Ha habido reacción de última hora y el Ibex vuelve por encima de los 9.000 puntos.

Los inversores han cerrado el viernes el círculo alcista de tres sesiones, las últimas del mes, en las que el Ibex ha ganado un 15%. Una reacción que ha dejado pingües beneficios en los bolsillos de los que han creído en la reacción y que limita extraordinariamente el impacto negativo de un mes de octubre que pasará a la historia como uno de los más negros que se recuerdan. La caída final, del 17%, es la mayor es un mes desde agosto de 1998 y la tercera más elevada de los últimos 20 años.

Por lo menos, termina con buen sabor de boca un mes en el que los inversores han asistido entre atónitos y muertos de miedo a una cascada sin precedentes de malas noticias. Un mes marcado sobre todo por los problemas de solvencia de algunas de las torres más altas del sistema financiero europeo y por la certidumbre de que hay recesión, y sobre todo de que será dura. Hoy mismo, dentro de casa, hemos conocido que la economía española registra crecimiento negativo por primera vez en 15 años. Como Estados Unidos, estamos a las puertas de la recesión, que amenaza a las grandes economías mundiales.

Acaba el mes en el que hemos visto como Francia ha inyectado dinero público a BNP Paribas, Credit Agricole, Societe Generale, Credit Mutuel, Caisse d'Epargne y Banque Populaire- o en el que el Reino Unido ha seminacionalizando Royal Bank of Scotland, HBOS y Lloyd's TSB. De hecho, el mes ya comenzó con el anuncio de que Bélgica, Francia y Luxemburgo inyectarían capital a Dexia para evitar su posible colapso. Hypo Real State y los bancos regionales en Alemania, ING, Fortis, UBS o el belga KBC también han recibido ayudas de urgencia.

El viernes, los inversores se dieron otro festín. Europa ha aprovechado unos datos de inflación y de confianza de los consumidores en Estados Unidos que no meten más miedo -están en línea con las previsiones- para seguir la estela alcista de Wall Street en la apertura. No ha sido para tirar cohetes, pero ha permitido al Viejo Continente apurar la reacción alcista con ganancias que en el caso del Ibex le han llevado a un máximo de 9.137 puntos.

Al final, la subida ha sido superior al 3% y deja un buen sabor de boca a sabiendas de que los dos últimos meses del año no serán fáciles: se seguirán deteriorando los beneficios empresariales y las finanzas públicas, aunque la caída del precio del petróleo va a ser un alivio en un escenario del que no han desaparecido las grandes incertidumbres.

En el Ibex, lo mejor ha sido la fortaleza de los dos grandes bancos. Santander y BBVA han subido en torno a un 5% y han sido junto a las constructoras Acciona y OHL, Iberdrola y Grifols los auténticos valedores del selectivo. Más discretos -menos de la mitad del Ibex- ha sido los avances de otros pesos pesados como Telefónica y Repsol. Por abajo, lo más destacado ha sido la caída del 5% de Ferrovial y en menor medida la de Bankinter en una jornada en la que las ganancias se han impuesto con toda claridad.

En el mercado continuo, seis valores han ganado más del 10%, con Rovi y CAF a la cabeza. Y en el Euro Stoxx, bancos y aseguradoras han marcado la diferencia. Por arriba, con fuertes subidas como la de Credt Agricole y, por abajo con sonoros descensos como el de Allianz.

Mientras, el petróleo ha perdido más de un 3% de su valor hasta los 61 dólares, mientras que la rentabilidad de la deuda se ha disparado más de un 3% y se sitúa en el 3,893%.

 

 

 

 

 

 

 

 

publicidad
publicidad